jueves, 22 de agosto de 2019

Cuándo necesitan las declaraciones de IVA la firma del contador?


Los contribuyentes obligados a llevar contabilidad y que no requieran nombrar revisor fiscal, pero que al cierre de 2018 cuenten con un patrimonio o ingresos brutos superiores a 100.000 UVT; deberán presentar sus declaraciones del IVA de 2019 con firma de contador. 

Los artículos 512-6, 602 y 606 del ET establecen los casos en los que las declaraciones del impuesto nacional al consumo –INC–, IVA y retención en la fuente presentadas este año requerirán contar con la firma de un contador público. 

Si quien debe presentar cualquiera de las tres declaraciones no está obligado a nombrar revisor fiscal, pero sí a llevar contabilidad; sus declaraciones del INC, IVA y retención en la fuente de 2019 requerirán la firma de un contador si se cumple con cualquiera de estos tres requisitos: 
Su patrimonio bruto fiscal a diciembre 31 de 2018 fue superior a 100.000 UVT ($3.315.600.000). Es importante tener definido temprano el patrimonio bruto de 2018, ya que, si se cumplió con dicho tope, la primera declaración que llevaría firma sería la de retención en la fuente de enero de 2019. 
Sus ingresos brutos fiscales de 2018 fueron superiores a 100.000 UVT ($3.315.600.000), teniendo en cuenta los que forman rentas ordinarias y ganancias ocasionales. 
Si no se cumple ninguno de los dos requisitos anteriores, pero la declaración del IVA del respectivo bimestre, cuatrimestre o año arroja saldo a favor. Las declaraciones anuales del IVA del ejercicio 2019 solo aplicarán para los contribuyentes que se acojan al nuevo régimen simple

Para profundizar en este tema y en otros relacionados con los cambios que ha sufrido el IVA por la Ley 1943 de 2018, publicamos nuestro especial IVA: cambios efectuados por la Ley de financiamiento 1943 de 2018
Temas que se abordan en este especial 
Hechos generadores y plazos para la presentación de la declaración (declaración y pago bimestral / declaración y pago cuatrimestral). 
Cambios frente a los regímenes simplificado y común: requisitos para figurar como no responsable del IVA / comerciantes obligados a llevar contabilidad. 
Actualización del RUT. 
IVA plurifásico sobre cervezas y gaseosas. 
Servicios que pasaron de gravados a excluidos. 
Base gravable del IVA en la importación de productos terminados. 
Retención a título del IVA: disminución de la tarifa de retención. 
Tratamiento del IVS de activos fijos a partir de 2019: IVA en la compra de bienes de capital. 
Novedades en el formulario 300. 
Firma del contador público en la declaración del IVA y retención en la fuente: efectos de las declaraciones presentadas sin la firma del contador. 
Compensación y devolución de saldos a favor en las declaraciones del IVA. 
Término para solicitar y efectuar la devolución de saldos a favor. 
Saldos a favor no sujetos a devolución. 
Factura electrónica como soporte de pagos a no responsables del IVA.


https://actualicese.com/cuando-necesitan-las-declaraciones-de-iva-la-firma-del-contador/?referer=email&campana=20190802&accion=click&utm_source=act_boletindiario&utm_medium=act_email&utm_campaign=act_boletincontenidos&utm_content=20190802_contribuyente&MD5=415e8678af580f50598f653f78613c8d

Supersociedades fija cuota sostenimiento para 2019


Mediante la Resolución 514-000656 de julio 23 de 2019 la Supersociedades fijó el monto de la contribución para 2019 a cargo de las sociedades vigiladas y controladas que se encuentren en condiciones normales de operación, y para aquellas en procesos de insolvencia, reorganización y/o liquidación. 

Acatando lo indicado en el artículo 121 de la Ley 1116 de diciembre de 2006 (norma modificada con el artículo 44 de la Ley 1429 de diciembre de 2010), la Supersociedades expidió su Resolución 514-000656 de julio 23 de 2019 (publicada en la página 4 del Diario Oficial 51.029 de julio 29 de 2019, el cual circuló en internet desde el 1 de agosto de 2019) para definir el monto de la contribución obligatoria que por 2019 deberán efectuarle algunas sociedades y con la cual se cubren en parte sus gastos de funcionamiento por el mismo período (gastos que fueron aprobados con la Ley 1940 de noviembre 26 de 2018 y el Decreto 2467 de diciembre 28 de 2018). 

La obligación de efectuar dicha contribución recae solamente sobre las sociedades comerciales que actualmente sean vigiladas o controladas por la Superintendencia de Sociedades, lo que deja por fuera de la directriz a todas las demás, que se encuentran en la categoría de “inspeccionadas” (ver el Decreto 4350 de diciembre de 2006, el cual fue derogado y remplazado por los artículos del 2.2.2.1.1.1 al 2.2.2.1.1.6 del Decreto único 1074 de mayo 26 de 2015; ver también la “sección especial de consultas” del portal de la Supersociedades, en la cual con solo digitar el NIT de la sociedad se puede conocer la condición de la misma y sus demás datos básicos). 

El monto de la contribución variará dependiendo de si la sociedad vigilada o controlada está en condiciones normales de operación, o de si por el contrario se encuentra en etapa de reorganización empresarial (Ley 1116 de 2006), de acuerdo de reestructuración (Ley 550 de 1999) o de liquidación o concordato (figura que se podía aplicar hasta antes de la vigencia de la Ley 1116 de 2006). 
La tarifa de 2019 es inferior a la exigida para 2018 

A pesar de que en el presupuesto general de la nación se le autorizó a la Supersociedades tener un mayor monto de gastos para 2019, que se cubriría con contribuciones (en total unos $119.555.347.000 comparados con los $119.543.260.000 que se le aprobaron para 2018), la tarifa de 2019 que se fijó en la Resolución 514-000656 de julio 23 de 2019 para las sociedades en condiciones normales de operación es inferior a aquella que se utilizó en el caso de la contribución de 2018, pues para 2019 deberán contribuir con $0,1278 (casi trece centavos) por cada $1.000 de activos totales que tuvieran a diciembre de 2018 (por 2018 contribuyeron con $0,14 por cada $1.000, ver la contribución exigida por 2018 en la Resolución 514-000549 de julio 16 de 2018). 

En el caso de las sociedades vigiladas y/o controladas que se encuentren en proceso de reorganización, reestructuración, concordato o liquidación, lo que se hizo fue fijarles de nuevo, al mismo estilo de lo que sucedió con la contribución de 2018, una contribución fija equivalente a un (1) salario mínimo mensual vigente. Por tanto por 2019 deberán contribuir con un valor fijo que asciende a $828.116, mientras que por 2018 habían contribuido con un valor fijo de $781.242. 

En todos los escenarios (es decir, tanto en el caso de las sociedades en etapas especiales de operación como en el caso de las que están en condiciones normales de operación) el monto de la contribución que liquide cada sociedad no podrá ser inferior a un (1) salario mínimo mensual vigente ($828.116), pero tampoco deberá ser superior a $1.195.553.470. Esta última cifra se obtiene de aplicar el 1 % al monto total de contribuciones que se estimó llegará a recibir por 2019 la Supersociedades para sus gastos de funcionamiento (véanse los considerandos cuarto y quinto de la Resolución 514-000656 de julio 23 de 2019 y vea también nuestra herramienta en Excel “Calculo contribución 2019 a Supersociedades”). 
Base sobre la cual se aplican las tarifas y cálculo del valor máximo y mínimo de la contribución 

Según lo indica la Resolución 514-000656 de julio de 2019, la base sobre la cual las sociedades vigiladas o controladas en condiciones normales de operación deben aplicar la tarifa de contribución estará conformada por los activos totales contables de la sociedad a diciembre 31 de 2018 o los del último “balance general con corte a diciembre 31” (así se enuncia en la resolución en cuestión, pero debería cambiarse a “estado de situación financiera con corte a diciembre 31”) que repose en los archivos de la Supersociedades (consulte nuestro editorial de mayo 22 de 2019 “Supersociedes publicó cifras del 2018 destacando a sociedades con patrimonio negativo”). 
“la contribución de 2019 también será calculada sobre los estados financieros de 2018 que le hayan sido reportados a la Supersociedades, sin importar el marco normativo con el que hayan sido elaborados”

En relación con lo anterior, es importante recordar que la Supersociedades expresó en el Concepto 200-071239 de abril 21 de 2016 que la contribución de 2016, en cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 121 de la Ley 1116 de 2006, debía ser calculada sobre el total de los activos que figuraran en los estados financieros de 2015 que le hubieran sido reportados a dicha entidad, sin importar el marco normativo contable con que hubieran sido preparados. En consecuencia, la contribución de 2019 también será calculada sobre los estados financieros de 2018 que le hayan sido reportados a la Supersociedades, sin importar el marco normativo con el que hayan sido elaborados. 

De igual forma debe recordarse que, según el artículo 121 de la Ley 1116 de 2006, si después de que la Supersociedades calcule la contribución utilizando un estado de situación financiera que no sea el más reciente llega a suceder que la sociedad vigilada o controlada envíe justamente el más reciente; la entidad supervisora tendrá que reliquidar la contribución cobrando o devolviendo el mayor o menor valor de contribución respectivo. 
Fecha para pagar la contribución de 2019 y forma de hacerlo 

En el artículo 3 de la Resolución 514-000656 de 2019 se menciona que la contribución de 2019 se tendrá que cancelar en una sola cuota, la cual vencerá dentro de los 20 días calendario siguientes a la fecha de expedición de la cuenta de cobro que hará llegar la Supersociedades. 
“El no pago oportuno originará los respectivos intereses de mora, calculados de la misma forma en que se calculan los intereses de mora para efectos del impuesto de renta y complementario”

El no pago oportuno originará los respectivos intereses de mora, calculados de la misma forma en que se calculan los intereses de mora para efectos del impuesto de renta y complementario (consulte nuestra herramienta “Intereses moratorios sobre deudas tributarias”). 

Además, es importante tener presente que el gasto que se origine por estas contribuciones sí puede ser incluido por las sociedades como un gasto deducible en sus declaraciones de renta, siempre y cuando sigan perteneciendo al régimen ordinario de dicho impuesto, pues si se trasladan voluntariamente al nuevo régimen simple (artículos del 903 al 916 del ET, modificados por el artículo 66 de la Ley 1943 de 2018) pues en este no se restará ningún valor por concepto de deducciones (ver nuestro editorial Las contribuciones pagadas a las superintendencias son deducibles en las declaraciones de renta).



https://actualicese.com/supersociedades-fija-cuota-sostenimiento-para-2019/?referer=email&campana=20190806&accion=click&utm_source=act_boletindiario&utm_medium=act_email&utm_campaign=act_boletincontenidos&utm_content=20190806_impuestos&MD5=415e8678af580f50598f653f78613c8d

miércoles, 21 de agosto de 2019

Facturación electrónica: Dian ajusta medidas en caso de inconvenientes tecnológicos


A través de la Resolución 000013 de febrero 15 de 2019, la Dian ajustó las medidas en caso de presentarse inconvenientes tecnológicos o de tipo comercial para facturar electrónicamente. Esta pretende dar luces en caso de presentarse problemas con los sistemas del obligado a facturar o sus proveedores, entre otros. 

Tal y como lo hemos mencionado en editoriales anteriores, y teniendo en cuenta que por medio de la Resolución 000002 de enero 3 de 2019 la Dian, en atención a las disposiciones del parágrafo transitorio 3 del Artículo 616-1 del Estatuto Tributario –ET– (adicionado por el artículo 16 de la Ley 1943 de 2018), estableció que cuando haya lugar a inconvenientes tecnológicos que no permitan la generación o entrega de la factura electrónica entre el obligado a facturar y el adquiriente, o la Dian, las sanciones no aplicarán, siempre y cuando los inconvenientes estén relacionados con los sistemas del obligado a facturar o sus proveedores tecnológicos, los sistemas del adquiriente que recibe la factura, los servicios informáticos de la Dian, o cuando existan situaciones especiales que impidan la expedición de la factura en alguna zona geográfica. 

Ahora bien, a través de la Resolución 000013 de febrero 15 de 2019, la Dian ajustó las medidas que podrán tomarse en caso de presentarse inconvenientes tecnológicos o de tipo comercial entre el obligado a facturar y el adquiriente, que impidan la generación o entrega de la factura electrónica, o el envío del ejemplar a la Dian para su respectiva validación. Para ello se establecieron las acciones que se aplicarán en cada uno de los casos, de acuerdo con los sistemas manejados. 

Así mismo, la administración tributaria señaló que el obligado a facturar electrónicamente y sus proveedores tecnológicos deberán controlar y prever un adecuado funcionamiento de los medios requeridos para expedir las facturas electrónicas, esto con el fin de asegurar el cumplimiento de sus obligaciones. Adicionalmente, deberán contar con los sistemas necesarios, que garanticen la generación permanente de la factura electrónica, así como también su correspondiente envío al adquiriente y a la Dian. 

A continuación, abordaremos las medidas que aplicarán en relación con los inconvenientes tecnológicos presentados en cada uno de los casos: 
Inconvenientes en los sistemas del obligado a facturar electrónicamente 
“el obligado a facturar que solicite la autorización de la numeración de la factura o documento equivalente deberá presentar la solicitud por medio del formato 1302 – “Solicitud de Numeración de Facturación” ”

Cuando los inconvenientes tecnológicos o de tipo comercial se presenten en los sistemas del obligado a facturar o sus proveedores tecnológicos, el primero podrá, mientras dure el inconveniente, utilizar los sistemas de facturación previstos por la ley, siempre y cuando estos cumplan con los requisitos mencionados en el artículo 616-1 del ET. Para ello deberá contar con la autorización de la numeración de la factura o documento equivalente regulada en los artículos del 3 al 5 de la Resolución 000055 de 2016. Debe tenerse en cuenta que el obligado a facturar que solicite la autorización de la numeración de la factura o documento equivalente deberá presentar la solicitud por medio del formato 1302 – “Solicitud de Numeración de Facturación” , a través del servicio informático electrónico de numeración de facturación dispuesto por la Dian en su portal web, donde deberá tener habilitada la firma electrónica. 

Además, el obligado a facturar deberá transcribir en formato estándar XML (definido en el anexo técnico 001 “Formatos de los Documentos XML de Facturación electrónica – Versión 2”) la información de cada una de las facturas expedidas (talonario, papel o factura por computador) durante el período en el cual se presentó el inconveniente tecnológico o comercial, y deberá enviar este paquete a la Dian por medio del servicio informático de factura electrónica, dentro del mes siguiente a la fecha en que dicho inconveniente fue solucionado. 
Fecha de generación de las facturas expedidas durante el período en que se presenta el inconveniente 

Para el caso de las facturas expedidas durante el período en que se presenta el inconveniente, la fecha de generación será la registrada en la misma factura. Esta fecha deberá informase en el formato estándar XML, en la casilla “fecha de generación”. Adicionalmente, debe conservarse la numeración autorizada por la Dian, y posteriormente transcribirla en la casilla correspondiente. 

Cabe señalar que el formato XML debe ser firmado de acuerdo con la política de firma de los documentos XML de factura electrónica, contenida en el anexo técnico 002 de la Resolución 000019 de 2016, modificado por el artículo 1 de la Resolución 000001 de 2018
Inconvenientes en los sistemas del adquiriente 
“Cuando los inconvenientes presentados estén relacionados con los sistemas del adquiriente que recibe la factura electrónica, este deberá informar dicho problema a quien emite la factura”

Cuando los inconvenientes presentados estén relacionados con los sistemas del adquiriente que recibe la factura electrónica, este deberá informar dicho problema a quien emite la factura. Éste último podrá facilitar al adquiriente una factura electrónica en sus propios medios tecnológicos o enviarla a la dirección que le sea informada en representación gráfica; guardando siempre evidencia de la entrega de la misma. 
Inconvenientes presentados en el servicio informático de factura electrónica de la Dian 

En caso de que los inconvenientes tecnológicos estén relacionados con el servicio informático de factura electrónica de la Dian (con lo cual se imposibilite la entrega del ejemplar de la factura para su validación), se informará mediante comunicado dicho problema, y se dará a conocer la situación en el portal web de la entidad. Una vez se restablezca el servicio, el obligado deberá entregar las facturas a la Dian dentro de las 48 horas siguientes a la publicación del comunicado. 
¿Qué sucede si la Dian cancela o no renueva la autorización del proveedor tecnológico? 

Cuando la Dian cancele o no renueve la autorización del proveedor tecnológico, sus clientes, los obligados a facturar electrónicamente, deberán: 
Registrar ante la Dian un nuevo proveedor tecnológico, y reanudar la facturación electrónica dentro de los tres meses siguientes al vencimiento de la respectiva autorización, o a la expedición del acto administrativo que haya cancelado la autorización. 
Facturar electrónicamente de forma directa, para lo cual deberá aportar las pruebas necesarias ante la Dian. El obligado deberá reanudar la facturación electrónica dentro de los seis meses siguientes al vencimiento de la respectiva autorización. 

Es de señalar que durante el tiempo que dure el trámite anteriormente descrito, y dentro de los términos especificados, el obligado podrá optar por aplicar las medidas establecidas para los casos en que se presenten inconvenientes tecnológicos, tal y como lo menciona el artículo 1.6.1.4.1.8 del Decreto 1625 de 2016

“Cuando se presenten situaciones especiales que impidan al obligado a facturar electrónicamente la expedición de la factura electrónica en alguna zona geográfica específica o se cancele o no se renueve la autorización a su proveedor tecnológico, aplicarán al obligado a facturar electrónicamente las medidas que establezca la Unidad Administrativa Especial Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN). 

En estos eventos la Unidad Administrativa Especial Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN) señalará, cuando sea del caso, las alternativas de facturación que considere viables.” 

(El subrayado es nuestro) 
¿Qué sucede con los facturadores que tengan autorizada la numeración para facturar por talonario? 

Para el caso de los facturadores que cuenten con la autorización de numeración para facturar por talonario, denominada “Contingencia Facturación Electrónica”, podrán continuar utilizando dicha numeración, y además podrán solicitar la autorización de la numeración de facturación por otros medios, como factura por computador, documento equivalente o máquinas registradoras POS (ver nuestro editorial Tiquetes de máquinas registradoras no servirán para soportar costos, gastos o IVA descontables). 

Es válido destacar que por medio del Concepto 4834 de febrero 27 de 2019, la Dian afirmó que dado que aún no se ha expedido el decreto reglamentario para regular las disposiciones del parágrafo transitorio 1 del artículo 16 de la Ley 1943 de 2018, actualmente continúa vigente el documento equivalente POS como soporte válido para solicitar costos y deducciones en el impuesto de renta, así como también IVA descontable. Sin embargo, se deberá aguardar a las reglamentaciones que realice el Gobierno al respecto.


https://actualicese.com/facturacion-electronica-medidas-en-caso-de-inconvenientes-tecnologicos/?referer=email&campana=20190806&accion=click&utm_source=act_boletindiario&utm_medium=act_email&utm_campaign=act_boletincontenidos&utm_content=20190806_impuestos&MD5=415e8678af580f50598f653f78613c8d

IVA en importación de bienes desde zona franca con componente nacional exportado fue reglamentado


El Decreto 1370 de agosto 1 de 2019 agregó dos artículos al DUT 1625 de 2016 para reglamentar la nueva versión del artículo 459 del ET, que contiene las instrucciones para liquidar el IVA en la importación de bienes desde zona franca que hayan sido fabricados con materias primas nacionales exportadas. 

El pasado 1 de agosto de 2019 el Ministerio de Hacienda expidió el Decreto 1370 para agregar los artículos 1.3.1.7.15 y 1.3.1.7.16 al DUT 1625 de octubre de 2016, con el propósito de reglamentar la nueva versión del artículo 459 del Estatuto Tributario –ET–, modificado por el artículo 8 de la Ley 1943 de diciembre de 2018. El artículo 459 del ET contiene las instrucciones para liquidar el IVA en la importación de bienes desde el exterior o desde zona franca, siempre que hayan sido fabricados con materias primas nacionales exportadas. 

Para entender el cambio efectuado por el artículo 8 de la Ley 1943 de 2018, a continuación citamos la versión comparativa de la norma (Nota: hemos subrayado los textos en los que se introducen cambios en la norma). 

Versión anterior de la norma Nueva versión de la norma 
“Artículo 459. Base gravable en las importaciones. La base gravable, sobre la cual se liquida el impuesto sobre las ventas en el caso de las mercancías importadas, será la misma que se tiene en cuenta para liquidar los derechos de aduana, adicionados con el valor de este gravamen.

Parágrafo. Cuando se trate de mercancías cuyo valor involucre la prestación de un servicio o resulte incrementado por la inclusión del valor de un bien intangible, la base gravable será determinada aplicando las normas sobre valoración aduanera, de conformidad con lo establecido por el Acuerdo de Valoración de la Organización Mundial de Comercio (OMC). 

(Inciso adicionado con art. 45 Ley 1607 de 2012). La base gravable sobre la cual se liquida el impuesto sobre las ventas en la importación de productos terminados producidos en el exterior o en zona franca con componentes nacionales exportados, será la establecida en el inciso 1° de este artículo adicionado el valor de los costos de producción y sin descontar el valor del componente nacional exportado. Esta base gravable no aplicará para las sociedades declaradas como zona franca antes del 31 de diciembre de 2012 o aquellas que se encuentran en trámite ante la comisión intersectorial de zonas francas o ante la DIAN, y a los usuarios que se hayan calificado o se califiquen a futuro en estas. La base gravable para las zonas francas declaradas, y las que se encuentren en trámite ante la comisión intersectorial de zonas francas o ante la DIAN y los usuarios que se hayan calificado o se califiquen a futuro en estas, será la establecida antes de la entrada en vigencia de la presente ley”. “Articulo 459. Base gravable en las importaciones (modificado con el artículo 8 de la Ley 1943 de diciembre 28 de 2018). La base gravable, sobre la cual se liquida el impuesto sobre las ventas en el caso de las mercancías importadas, será la misma que se tiene en cuenta para liquidar los derechos de aduana, adicionados con el valor de este gravamen.

Parágrafo. Cuando se trate de mercancías cuyo valor involucre la prestación de un servicio o resulte incrementado por la inclusión del valor de un bien intangible, la base gravable será determinada aplicando las normas sobre valoración aduanera, de conformidad con lo establecido por el Acuerdo de Valoración de la Organización Mundial de Comercio -OMC. 

La base gravable sobre la cual se liquida el impuesto sobre las ventas –IVA en la importación de productos terminados producidos en el exterior o en zona franca con componentes nacionales exportados, será la establecida en el inciso primero de este artículo adicionado el valor de los costos de producción y sin descontar el valor del componente nacional exportado”. 

(El subrayado es nuestro) 

Como puede evidenciarse, hasta el cierre de 2018 se encontraba vigente la totalidad del inciso segundo del parágrafo especial que había sido agregado al artículo 459 del ET mediante el artículo 45 de la Ley 1607 de 2012, y con el cual se creó una regla especial que cambiaba lo que en su momento se indicaba en el artículo 400 del Decreto 2685 de 1999 (Estatuto Aduanero de dicha época)

En efecto, el Estatuto Aduanero en mención indicaba que los derechos de aduana en la importación de bienes desde zona franca se calculaban tomando en cuenta el valor en aduana, pero restando primero el “componente nacional”, es decir, los costos formados por las materias primas nacionales que primero se hubieran exportado hacia dichas zonas francas (exportaciones que siempre se llevan a cabo como exentas del IVA según lo indica el artículo 481 del ET). 

Así las cosas, a partir de enero de 2013, y de acuerdo a lo dispuesto por la Ley 1607 de 2012, el IVA de los bienes importados desde zona franca se calcularía tomando en cuenta el valor total en aduanas (incluyendo el “componente nacional”). Sin embargo, se estableció que dicho tratamiento no aplicaría para quienes funcionaran dentro de las zonas francas que ya existían a diciembre de 2012. 
“a partir de enero 1 de 2019 el IVA en la importación de bienes desde zona franca aplicaba por igual para todos los bienes importados desde cualquier zona franca”

Se entiende entonces que, con el ajuste que hizo el artículo 8 de la Ley 1943 de 2018, a partir de enero 1 de 2019 el IVA en la importación de bienes desde zona franca aplicaba por igual para todos los bienes importados desde cualquier zona franca, y por tanto dicho IVA siempre se calcularía incluyendo el “componente nacional” (ver también lo que estipuló el artículo 26 del Decreto 390 de marzo de 2016, nuevo Estatuto Aduanero, que reemplazó al anterior Decreto 2685 de 1999, puesto que allí se dispuso que los derechos de aduana también se calcularían sobre el valor total en aduana. Debe tenerse presente además que lo establecido en el artículo 26 del Decreto 390 de 2016 ahora quedó derogado y fue reemplazado por lo dispuesto en el artículo 16 del nuevo Decreto 1165 de julio 2 de 2019, nuevo Estatuto Aduanero). 
La reglamentación provista por el Decreto 1370 de agosto 1 de 2019 

Ahora, lo que se hizo con el Decreto 1370 de agosto 1 de 2019 fue agregar dos artículos especiales al DUT 1625 de octubre de 2016, para establecer lo siguiente: 

“Artículo 1.3.1.7.15. Definición de componentes nacionales exportados. Para efectos de la aplicación de lo establecido en el parágrafo del artículo 459 del Estatuto Tributario, se entenderá por componentes nacionales exportados, las materias primas, insumos y bienes terminados, nacionales o de origen extranjero que se encuentren en libre disposición en el territorio aduanero nacional, que se introduzcan de manera definitiva, en los términos del artículo 481 del Estatuto Tributario, desde el territorio aduanero nacional a usuarios industriales de bienes o de servicios de Zona Franca, necesarios para el desarrollo del objeto social de dichos usuarios. 

También se consideran componentes nacionales exportados, para efectos de lo establecido en el parágrafo del artículo 459 del Estatuto Tributario, las materias primas, partes, insumos y bienes terminados, nacionales o de origen extranjero que se encuentren en libre disposición en el territorio aduanero nacional, que se exporten de manera definitiva a cualquier país en los términos del literal a) del artículo 481 del Estatuto Tributario. 

Artículo 1.3.1.7.16. Liquidación y pago del impuesto sobre las ventas -IVA en la importación de productos terminados producidos en el exterior o en zona franca con componente nacional exportado. El impuesto sobre las ventas -IVA en la importación de productos terminados producidos en el exterior o en zona franca con componente nacional exportado al momento de la se liquidará y pagará en la declaración de importación en los términos previstos en el artículo 459 del Estatuto Tributario y este Decreto. 

Parágrafo. La Unidad Administrativa Especial Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales-DIAN a más tardar el 1 de octubre de 2019 establecerá una Declaración Especial de Importación para las operaciones de importación al Territorio Aduanero Nacional, de productos terminados producidos en zona franca con componente nacional exportado, que permita el pago consolidado de los Tributos Aduaneros generados, el cual se deberá realizar dentro de los 5 (cinco) primeros días de cada mes. 

Hasta tal fecha, las operaciones de importación de que trata este artículo se ampararán con el Formulario de Movimiento de Mercancías y demás documentos soporte, sin perjuicio del cumplimiento de la liquidación y pago de tributos aduaneros correspondientes”.


https://actualicese.com/iva-en-importacion-de-bienes-desde-zona-franca-con-componente-nacional-exportado-fue-reglamentado/?referer=email&campana=20190806&accion=click&utm_source=act_boletindiario&utm_medium=act_email&utm_campaign=act_boletincontenidos&utm_content=20190806_impuestos&MD5=415e8678af580f50598f653f78613c8d

martes, 20 de agosto de 2019

Declaración de equipaje y divisas: ¿quiénes deben presentarla?


A través de comunicado de prensa, la Dian confirmó que desde el 2 de agosto de 2019 la declaración de equipaje y divisas –formulario 530– solo deberá ser presentada por los viajeros internacionales que cumplan ciertos requisitos. Lo anterior, con ocasión del Decreto 1165 de julio 2 de 2017. 

En sintonía con el Decreto 1165, expedido por el Ministerio de Hacienda el 2 de julio de 2019, y a través del cual se consolida la legislación aduanera vigente que empezó a regir a partir de agosto 2 del mismo año, la Dian dio a conocer mediante el comunicado de prensa 97 los cambios respecto a la presentación de la declaración de equipaje y divisas –formulario 530–, la cual solo será deber de los viajeros internacionales que ingresen al territorio nacional, siempre y cuando cumplan los siguientes requisitos: 
Cuando los elementos que ingresen en los equipajes diferentes a sus objetos personales constituyan cantidades comerciales o superen el equivale a USD 2.000. 
Cuando exista una norma especial que exija el cumplimiento de requisitos para el ingreso de mercancías por parte de los viajeros internacionales, como armas, equipos y partes de telefonía móvil, entre otros. 
Cuando ingresen vegetales, animales e insumos agropecuarios, incluyendo los animales de compañía o mascotas. 
Cuando ingresen o saquen mercancías que constituyan patrimonio cultural de la nación o de otras nacionales, como, por ejemplo, esculturas, pinturas, entre otros. 
Cuando ingresen mercancías sujetas a los requisitos establecidos por el Ministerio de Cultura o de Ambiente de Desarrollo Sostenible, tales como obras de arte, productos con restricciones ambientales por ser agentes contaminantes, entre otros. 
Cuando el viajero sea residente en el exterior e ingrese, temporalmente y libre de impuestos, artículos para su uso profesional durante la estadía en Colombia. 
Las misiones médicas acreditadas que ingresen insumos necesarios para el desarrollo de jornadas de salud, ya sean como equipaje o carga. 
Que el viajero haya enviado o envíe equipaje no acompañado, es decir, cuando el equipaje haya sido despachado como carga antes o después de la llegada del viajero al país. 
Cuando el viajero haya permanecido cinco días en el exterior e ingrese hasta tres unidades de cada uno de los siguientes productos: artículos de uso doméstico (sean o no eléctricos), artículos deportivos, artículos propios de la profesión, arte u oficio. Y hasta diez unidades de la misma clase de los demás productos cuando sea para uso personal o familiar. 
Cuando el viajero ingrese mercancías que superen el cupo total permitido por la modalidad de viajero (USD 5.000) o mercancías no autorizadas para esta misma modalidad, independientemente de la cantidad o valor de las mismas. Lo anterior aplica al cambio de modalidad de importación. 
Cuando el viajero o su unidad familiar ingrese o saque del país divisas en efectivo o títulos representativos de dinero por un monto superior a USD 10.000. 
“a partir del 2 de agosto de 2019 los viajeros podrán encontrar una fila para declarantes y otra para no declarantes, con el fin de agilizar los trámites aduaneros”

Adicionalmente, según la directora de gestión de aduanas de la Dian, Íngrid Magnolia Díaz, a partir del 2 de agosto de 2019 los viajeros podrán encontrar una fila para declarantes y otra para no declarantes, con el fin de agilizar los trámites aduaneros de quienes no deben realizar esta diligencia. Cabe mencionar que para la presentación de la declaración de equipaje y divisas será la empresa de transporte internacional aérea la encargada de suministrar a los viajeros el formato 530 prescrito por la Dian. 

Por otra parte, es necesario resaltar que, según el artículo 269 del Decreto 1165 de 2019, los viajeros que ingresen al país y acrediten una permanencia mínima en el exterior de cinco (5) días tendrán derecho a traer como equipaje acompañado o no, sin registro o licencia de importancia, y con el pago del tributo único del 15 % del ad valorem (“según su valor”; es decir, sobre el valor de la mercancía) de que trata el artículo 270 del decreto en mención; hasta tres unidades de cada bien, como artículos de uso doméstico o propios de la profesión, arte u oficio del viajero; o hasta diez unidades de la misma clase de los demás artículos para el uso personal o familiar, hasta por un valor total equivalente a USD 3.000. 
Para tener en cuenta 
“El plazo para enviar el equipaje no acompañado es de un mes antes de la fecha de la llegada del viajero al territorio nacional, o de tres meses máximo después de la fecha de llegada”

Respecto a la presentación de la declaración de equipaje y divisas –formulario 530–es necesario tener en cuenta que: 
Si se omite declarar equipaje sujeto al pago del tributo, se procederá a la aprehensión y decomiso de la mercancía. 
El plazo para enviar el equipaje no acompañado es de un mes antes de la fecha de la llegada del viajero al territorio nacional, o de tres meses máximo después de la fecha de llegada. 
Los viajeros menores de edad tienen derecho al 50 % del cupo establecido en los artículos 268 y 269 del Decreto 1165 de 2019, para el ingreso de mercancías diferentes a sus objetos personales. 
Los viajeros residentes en el exterior, que ingresen temporalmente al territorio nacional podrán importar temporalmente con franquicia de tributos (artículo 268 del Decreto 1165 de 2019), y sujetos a reexportación, los artículos necesarios para su uso profesional durante su estancia, siempre y cuando los declararen al momento de su ingreso. 
Las mercancías que el viajero compre en los depósitos francos (dutty free) constituyen parte del cupo establecido para el viajero internacional a su ingreso en el territorio colombiano.

https://actualicese.com/declaracion-de-equipaje-y-divisas-quienes-deben-presentarla/?referer=email&campana=20190806&accion=click&utm_source=act_boletindiario&utm_medium=act_email&utm_campaign=act_boletincontenidos&utm_content=20190806_impuestos&MD5=415e8678af580f50598f653f78613c8d

Declaración sugerida de renta para personas naturales: ¿en qué consiste esta nueva iniciativa?


Como una novedad para la presentación de la declaración de renta del año gravable 2018, los contribuyentes podrán encontrar en el portal web de la Dian un preboceto de la información sugerida a reportar en tal declaración, basada en el reporte de terceros. A continuación, todo lo que necesita saber. 

Al iniciar los vencimientos para que las personas naturales cumplan con su obligación de presentar la declaración de renta por el año gravable 2018, son varias las novedades que deben considerar. Sin embargo, entre las más estacadas se encuentra la declaración de renta sugerida, implementada por la Dian, con el fin de facilitar la elaboración de dicha declaración por parte de las personas naturales residentes en Colombia que obtuvieron ingresos en las cédulas de rentas de trabajo o pensiones, de acuerdo con la información exógena (ver nuestro editorial Información reportada por terceros ya está disponible para las personas naturales). 

La declaración sugerida es una alternativa editable que le permite al contribuyente conocer la información exógena frente a las casillas de ingresos brutos e ingresos no constitutivos de renta ni ganancia ocasional asociados a las cédulas de rentas de trabajo o pensiones, así como los correspondientes a las retenciones practicadas durante el respectivo año fiscal. 
“Esta iniciativa traza un proceso de interacción entre el contribuyente y la administración tributaria, en el cual la persona natural debe terminar de diligenciar y editar los demás campos de la declaración”

Esta iniciativa traza un proceso de interacción entre el contribuyente y la administración tributaria, en el cual la persona natural debe terminar de diligenciar y editar los demás campos de la declaración, en caso de que posea otras rentas que deba registrar en las demás cédulas (de capital, no laborales y dividendos y participaciones) que conforman el formulario 210

En este punto es válido resaltar que una vez el contribuyente acepte el valor de los ingresos sugeridos, debe ingresar en la declaración la información del patrimonio y editar las rentas exentas y deducciones imputables relacionadas con su realidad económica. 
¿Cómo saber si se tiene una declaración sugerida? 

En el portal web de la Dian las personas naturales podrán consultar si tienen información sugerida para presentar su declaración de renta, para lo cual deberán ingresar el número de su documento de identidad, como se muestra en la siguiente imagen: 


Una vez sea proporcionada tal información, el sistema arrojará un mensaje indicando si tiene o no una declaración sugerida para la vigencia, así: 



Es necesario precisar que los datos proporcionados son exclusivamente para efectos de consulta. Por lo tanto, esta información no es almacenada en las bases de datos de la Dian. 
¿Cómo acceder a la declaración sugerida? 

Para acceder a la declaración sugerida, inicialmente debe considerarse si la persona natural posee o no una cuenta de usuario habilitada en la plataforma Muisca de la Dian, o si está o no registrada en el RUT, para lo cual deberá efectuar los siguientes pasos en cada uno de los casos. Veamos: 
Persona natural con cuenta de usuario habilitada 

Si la persona natural para la cual se consulta la declaración de renta sugerida posee una cuenta de usuario habilitada en la plataforma de la Dian, deberá seleccionar la opción “Usuario Registrado”, y posteriormente podrá encontrar el preboceto de la declaración sugerida. 

Personas naturales inscritas en el RUT sin cuenta de usuario habilitada 

A las personas naturales que se encuentren inscritas en el RUT, pero no posean una cuenta de usuario habilitada, se les remitirá un correo electrónico a la cuenta informada en el RUT, con lo cual debe proceder a habilitar la cuenta de usuario a través de la página de la Dian, seleccionando la opción “Usuario Nuevo”. Para tal proceso requiere registrar el tipo, número y fecha de expedición del documento de identidad, y establecer una contraseña que recuerde fácilmente. 

Una vez sea habilitada la cuenta y contraseña del contribuyente, deberá ingresar por la opción “Usuario Registrado”, en la que podrá consultar tal declaración. 
Personas naturales no inscritas en la RUT 

A los contribuyentes que no se encuentran inscritos en el RUT, se les enviará una carta al domicilio o correo electrónico informado por terceros a través de la información exógena, por lo cual deberán realizar la respectiva inscripción en el RUT y proceder a habilitar la cuenta de usuario a través del portal de la Dian (ver nuestro editorial Inscripción en el RUT para personas naturales que declaran renta por primera vez). 

Al tener habilitada la cuenta de usuario, el contribuyente podrá consultar la información sugerida para la declaración de renta en el menú de usuario, ingresando por la opción “Diligenciar y presentar formulario 210”. 
Aspectos a tener en cuenta 
“La declaración sugerida es una alternativa editable que debe terminar de ser diligenciada por el contribuyente, es decir, este debe editar los demás campos de la declaración”

Respecto a la declaración sugerida, es importante que los contribuyentes consideren los siguientes aspectos, algunos de ellos ya enunciados más atrás: 
La declaración sugerida es una alternativa editable que debe terminar de ser diligenciada por el contribuyente, es decir, este debe editar los demás campos de la declaración en caso de poseer otras rentas cedulares. 
La declaración sugerida aplica para personas con ingresos provenientes exclusivamente de relación laboral o pensiones, y en ningún caso a las rentas asociadas a las cédulas de rentas de capital, no laborales y dividendos y participaciones. 
La declaración está basada en la información exógena reportada por terceros con corte al 2 de julio de 2019. Sin embargo, si se considera que tal información presenta inconsistencias, debe comunicar o requerir a la persona natural o jurídica que la suministró para que efectúe las respectivas correcciones. 
Si la información contenida en la declaración sugerida no refleja la realidad de la situación financiera del contribuyente, podrá remitirse a la herramienta Ayuda Renta para la elaborar la declaración de renta con la información que se disponga (ver nuestro editorial Ayuda Renta año gravable 2018: aspectos a considerar al momento de su uso). 
“la Dian busca que las personas naturales presenten, declaren y paguen oportunamente el impuesto de renta a cargo, y así evitar sanciones e intereses moratorios”

Así pues, con esta alternativa la Dian busca que las personas naturales presenten, declaren y paguen oportunamente el impuesto de renta a cargo, y así evitar sanciones e intereses moratorios por extemporaneidad u omisión en su presentación. 


https://actualicese.com/declaracion-sugerida-de-renta-para-personas-naturales-en-que-consiste-esta-nueva-iniciativa/?referer=email&campana=20190806&accion=click&utm_source=act_boletindiario&utm_medium=act_email&utm_campaign=act_boletincontenidos&utm_content=20190806_impuestos&MD5=415e8678af580f50598f653f78613c8d

lunes, 19 de agosto de 2019

Sabes cuál es el método más adecuado para preparar el estado de flujos de efectivo?


El estado de flujos de efectivo es uno de los informes más relevantes, pues es a través de este que se puede analizar el comportamiento de los recursos de la empresa, según sus fuentes y usos. De allí que constituye un elemento fundamental para la toma de decisiones. 

Dentro del juego completo de estados financieros, el estado de flujos de efectivo es uno de los más importantes, pues con base en este se puede realizar el cálculo de la capacidad que tiene la empresa para generar efectivo y sus equivalentes, al igual que los requerimientos que tiene para hacer uso de estos. 
Métodos para preparar este informe 


El estado de flujos de efectivo se puede elaborar recurriendo a dos métodos: el primero hace alusión al método directo, y el segundo al método indirecto. En el primero se presentan por separado las principales categorías de cobros y pagos en términos brutos; y en el segundo se presenta la ganancia o pérdida neta corregida por los efectos de las transacciones no monetarias y las partidas de pago diferido o acumulaciones. 

Si deseas conocer las herramientas que te ayudarán a elaborar este estado financiero de una manera más rápida, te invitamos a adquirir el seminario en línea: Estado de flujo de efectivo, un informe valioso en las organizaciones, ¡aprende practicando!, a través del cual podrás: 
Conocer la normatividad aplicable para su elaboración. 
Identificar los tipos de actividad sobre las cuales se prepara. 
Aprender a través de ejercicios prácticos el paso a paso para elaborar este informe. 

Además, a través de este seminario en línea podrás profundizar en el manejo de algunas funciones útiles de Excel que te serán de gran ayuda para este y otros importantes requerimientos, como, por ejemplo: 
La utilización de la fórmula doble buscar (v). 
La utilización de tablas dinámicas. 
La utilización de los complementos de Excel. 

Cada uno de los temas de este seminario en línea son desarrollados por un experto en el tema, el Dr. Cesar Augusto Arenas Salazar, contador público especialista en impuestos de la Universidad de Medellín, especialista en revisoría fiscal de la misma universidad y desarrollador de herramientas de software para la gestión empresarial.


https://actualicese.com/sabes-cual-es-el-metodo-mas-adecuado-para-preparar-el-estado-de-flujos-de-efectivo/?referer=email&campana=20190807&accion=click&utm_source=act_boletindiario&utm_medium=act_email&utm_campaign=act_boletincontenidos&utm_content=20190807_contable&MD5=415e8678af580f50598f653f78613c8d

domingo, 18 de agosto de 2019

Conozca el número máximo de revisorías fiscales que puede aceptar al tiempo


El ejercicio de las funciones, derechos y obligaciones del revisor fiscal se encuentra regulado por la Ley 43 de 1990 y en el Código de Comercio. Estas normas establecen el número de revisorías fiscales que un contador público puede aceptar al tiempo, en qué tipo de entidades y bajo qué designación. 

Los contadores públicos deben dirigirse al artículo 215 del Código de Comercio –C.Cio– para determinar el límite de revisorías fiscales que pueden aceptar al tiempo. En dicho artículo se lee lo siguiente: 

“Artículo 215. Requisitos para ser revisor fiscal-restricción. El revisor fiscal deberá ser contador público. Ninguna persona podrá ejercer el cargo de revisor en más de cinco sociedades por acciones. 

Con todo, cuando se designen asociaciones o firmas de contadores como revisores fiscales, éstas deberán nombrar un contador público para cada revisoría, que desempeñe personalmente el cargo, en los términos del artículo 12 de la Ley 145 de 1960. En caso de falta del nombrado, actuarán los suplentes.” 

Como puede observarse, el citado artículo únicamente menciona que los contadores públicos no podrán aceptar encargos de revisoría fiscal en más de cinco (5) sociedades por acciones, pero no explica si este límite incluye a la vez a los revisores fiscales principales y a los suplentes, o qué ocurre cuando el revisor fiscal tiene al tiempo encargos en sociedades por acciones y de personas. Aclaramos estas y otras inquietudes frecuentes en este editorial. 
¿Este límite incluye a las SAS? 

Las sociedades por acciones simplificadas –SAS– fueron creadas mediante la Ley 1258 de 2008, lo cual quiere decir que este tipo de forma societaria surgió de forma posterior a la reglamentación del límite de revisorías fiscales que puede aceptar un contador público. No obstante, dado que esta sociedad clasifica dentro de las sociedades por acciones, también debe contarse dentro del mencionado límite de las cinco revisorías fiscales. 

Con el objetivo de establecer dicho límite, el contador público deberá constatar si la SAS está obligada a tener revisor fiscal de acuerdo con los topes del parágrafo 2 del artículo 13 de la Ley 43 de 1990, y en caso de que lo esté incluir a la sociedad dentro del límite previsto de cinco sociedades por acciones (ver Oficio 84995 del 19 de junio de 2009 de la Supersociedades y Concepto 522 del 26 de septiembre de 2014). 
¿Este límite incluye a otro tipo de sociedades? 

El artículo 215 del C.Cio menciona que los contadores no podrán aceptar más de cinco revisorías fiscales en sociedades por acciones, es decir, en sociedades anónimas, sociedades en comandita simple y sociedades por acciones simplificadas. 

Así las cosas, después de completar el límite de las cinco revisorías en sociedades constituidas como de acciones, el contador no está limitado en principio para aceptar encargos adicionales de revisoría fiscal en otro tipo de entidades, tales como sociedades limitadas, sociedades en comandita simple, entidades sin ánimo de lucro, entre otras figuras jurídicas (sobre este punto volveremos más adelante). 
¿Este límite incluye a sociedades en las que se es suplente? 

En Colombia las entidades obligadas a tener revisor fiscal deben nombrar un revisor principal y uno suplente. Este último es nombrado con el fin de que actúe en caso de que el primero no tenga disponibilidad para hacerlo. Es válida entonces la pregunta por si el límite de revisorías fiscales en sociedades por acciones se refiere únicamente a entidades donde se es principal, o si abarca también a aquellas en que el revisor ejerce como suplente. 

El Consejo Técnico de Contaduría Pública –CTCP– recientemente se pronunció sobre el tema en el Concepto 620 del 12 de junio de 2019, en el cual explicó que el límite de las cinco revisorías fiscales incluía los ejercicios en los que se fuera suplente únicamente cuando se estuviera ejerciendo efectivamente el cargo. De esta forma el CTCP ratifica la posición adoptada en el Concepto 1113 del 14 de diciembre de 2018, y lo dicho por la Supersociedades en la Circular externa 115-000011

Para explicar el enunciado anterior, traemos a colación lo expresado por el CTCP en el Concepto 620 de 2018

“De acuerdo con el artículo 215 del Código de Comercio, el límite de cinco revisorías fiscales aplica únicamente al ejercicio profesional efectivo, y no simplemente al nombramiento, de tal manera que si el contador público se encuentra actuando en más de cinco sociedades por acciones estaría incumpliendo el artículo en mención, cosa diferente si tan solo es el suplente, pero efectivamente no ejerce el cargo, debido que el principal lo está ejerciendo.” 

Esto quiere decir que si el revisor fiscal, por ejemplo, ejerce como principal en cinco sociedades por acciones, puede aceptar ser nombrado suplente en una sexta, sin incurrir en ninguna inhabilidad en ese sentido. Pero en el momento en el que requiera empezar a ejercer en la sociedad por acciones en la que es suplente, por ausencia temporal o definitiva del principal, debe renunciar a otra de las cinco revisorías en la que es principal (consulte nuestra publicación Revisor fiscal suplente, conozca las limitaciones que tiene al momento de ejercer). 
¿Y para revisores fiscales designados por sociedades de contadores? 

Cuando se trate de revisores fiscales designados por sociedades de contadores públicos, se deberá observar el mismo límite, teniendo en cuenta la persona natural designada y no la sociedad persona jurídica. 
Postura de las Normas Internacionales de Auditoría y la Ley 43 de 1990 frente a las inhabilidades 

Como una acotación especial, debe decirse que el límite de revisorías no es la única condición que el contador tendría que evaluar al aceptar un encargo, pues los principios éticos, entre ellos el de la competencia y diligencia profesional, le exigen aceptar solo aquellos encargos que esté capacitado para desarrollar, en términos de conocimiento, experiencia y disponibilidad de tiempo. 
“si un contador público acepta una revisoría fiscal en una entidad que por su tamaño y complejidad de operaciones requiere de toda su atención, no podrá aceptar otro encargo en otra entidad”

Esto quiere decir que, si un contador público acepta una revisoría fiscal en una entidad que por su tamaño y complejidad de operaciones requiere de toda su atención, no podrá aceptar otro encargo en otra entidad, sea esta una sociedad por acciones o de otro tipo. 

https://actualicese.com/conozca-el-numero-maximo-de-revisorias-fiscales-que-puede-aceptar-al-tiempo/?referer=email&campana=20190807&accion=click&utm_source=act_boletindiario&utm_medium=act_email&utm_campaign=act_boletincontenidos&utm_content=20190807_contable&MD5=415e8678af580f50598f653f78613c8d

sábado, 17 de agosto de 2019

Alternativas para la contabilización de los descuentos tributarios


El Consejo Técnico de la Contaduría Pública se pronunció en el Concepto 572 del 31 de mayo de 2019 sobre las alternativas de contabilización de los descuentos tributarios del impuesto de industria y comercio y el IVA sobre activos fijos reales productivos, descuentos creados por la Ley 1943 de 2018. 

La denominada Ley de financiamiento, Ley 1943 de 2018, modificó al artículo 115 y adicionó al artículo 258-1 al Estatuto tributario –ET–, estableciendo el tratamiento de los descuentos tributarios del impuesto de industria y comercio, avisos y tableros y los que aplican sobre el IVA en la importación, formación, construcción o adquisición de activos fijos reales productivos (consulte nuestro editorial ¿Cómo quedaron los descuentos tributarios al impuesto de renta luego de la Ley de financiamiento?). 

Los descuentos en cuestión tienen efecto sobre la contabilización de los activos, pasivos y gastos que debe realizar la entidad, por tanto el Consejo Técnico de la Contaduría Pública explicó su tratamiento en el Concepto 572 del 31 de mayo de 2019
Descuento tributario del ICA 

El artículo 76 de la Ley 1943 de 2018 modificó al artículo 115 del ET al estipular que a partir del año gravable 2019 los contribuyentes del régimen ordinario podrán optar por: 
Deducir en la declaración de renta el 100 % del ICA efectivamente pagado durante el año gravable. 
Tomar el 50 % del ICA y tratarlo como un descuento tributario, para lo cual deberá haberse pagado efectivamente durante el año gravable y tener relación de causalidad con la actividad económica del contribuyente. 

Antes de dicha modificación el artículo en cuestión señalaba que los contribuyentes solo podían tomar como deducción el 100 % ICA pagado o causado durante el respectivo año fiscal (consulte nuestro editorial ICA causado en 2018 y pagado en 2019: ¿es mejor usarlo en la declaración de renta de 2019?). 

Los conceptos “deducción” y “descuento tributario” tienen connotaciones distintas en cuanto a su tratamiento fiscal y reconocimiento contable. El descuento tributario tiene la particularidad de poder deducirse directamente del impuesto a cargo calculado por el contribuyente, entretanto las deducciones reducen la base gravable del impuesto, base sobre la cual posteriormente se liquidará el impuesto a cargo. 
Alternativas para contabilizar el descuento 

Ahora bien, en cuanto al impuesto de industria y comercio, cuando la entidad ejecuta el hecho generador del impuesto se encuentra frente a una obligación con el municipio, por tanto, debe reconocer un pasivo, liquidado de acuerdo con las normas fiscales del municipio en cuestión, contra un gasto del período. 

En ese sentido, el CTCP brindó dos alternativas que permiten reconocer el efecto del descuento tributario en la contabilidad del contribuyente: 
Contabilizar el 50 % del ICA como un activo por descuento tributario y el 50 % restante como un gasto del período. Por ejemplo, si el impuesto a cargo de la entidad es de $10.000.000, entonces se reconocen $5.000.000 como un gasto, y los restantes $5.000.000 como un activo. 
Contabilizar el 100 % del ICA causado como un gasto del período, y en el momento en el cual la entidad se tome el descuento, como un menor valor del impuesto del período o como una variación del impuesto por efecto de los créditos fiscales utilizados en el futuro. En el ejemplo del numeral anterior, el estado de resultados mostraría un gasto por ICA de $10.000.000. 

De acuerdo con el CTCP, la alternativa 2 refleja mejor la situación financiera de la entidad al mostrar el total del gasto e impuesto a cargo. 
IVA en activos fijos reales productivos 

Otra de las novedades de la Ley de financiamiento fue la creación del descuento tributario del IVA pagado en la importación, formación, construcción o adquisición de activos fijos reales productivos, el cual podrán tomar los contribuyentes en la declaración de renta del período en que efectúen el pago, o en cualquiera de los años siguientes (ver el artículo 83 de la Ley 1943 de 2018 que adiciona el artículo 258-1 al ET). 

Los activos fijos, de acuerdo con las normas contables, pueden clasificarse en propiedades, planta y equipo; propiedades de inversión e intangibles, según sean sus características. 

Al respecto, debe entenderse que el costo de las propiedades, planta y equipo, de conformidad con los Estándares Internacionales, incluye solo los impuestos indirectos no recuperables. Debido a que las normas tributarias, con los cambios introducidos por la Ley 1943 de 2018, permiten que el valor pagado por IVA se recupere haciendo uso del descuento tributario mencionado, el contribuyente no puede registrar contablemente el IVA como un mayor valor del costo del activo, puesto que esto daría lugar a que se tomara como un gasto deducible en la declaración de renta. 
“si el contribuyente decide beneficiarse con el descuento tributario, debe registrar este valor como un activo, que podrá restar del impuesto de renta a cargo cuando realice la liquidación correspondiente”

En su lugar, si el contribuyente decide beneficiarse con el descuento tributario, debe registrar este valor como un activo, que podrá restar del impuesto de renta a cargo cuando realice la liquidación correspondiente. El CTCP recomienda nombrar esta cuenta como “activos por descuentos tributarios”, “activos por créditos fiscales”, “activos por beneficios fiscales futuros” u otro nombre similar, a elección de la entidad. 

Por ejemplo, si una entidad adquiere un activo real productivo y paga un IVA por valor de $50.000.000, puede realizar el siguiente registro en el período:
Cuenta Débito Crédito
Activo real productivo XXX
Activos por descuentos tributarios $50.000.000
Cuenta por pagar XXX

Cuando la entidad vaya a contabilizar el pago del impuesto de renta, en el período en el que decida tomar el descuento tributario realizaría la siguiente contabilización:
Cuenta Débito Crédito
Gasto por impuesto de renta XXX
Activos por descuentos tributarios $50.000.000
Impuesto de renta por pagar XXX

https://actualicese.com/alternativas-para-la-contabilizacion-de-los-descuentos-tributarios/?referer=email&campana=20190807&accion=click&utm_source=act_boletindiario&utm_medium=act_email&utm_campaign=act_boletincontenidos&utm_content=20190807_contable&MD5=415e8678af580f50598f653f78613c8d

Compra de bienes raíces en efectivo y uso del avalúo catastral como costo de venta


Los artículos 90 y 771-5 del ET exigen que a partir de 2018 las compras de bienes raíces sean pagadas por canales financieros. Si los bienes se compran en efectivo, al venderlos el único costo de venta que se aceptará fiscalmente es el valor del avalúo catastral en el año anterior al de la venta. 

El artículo 90 del ET (modificado por el artículo 53 de la Ley 1943 de 2018) y el artículo 771-5 del mismo estatuto (mejor conocido como norma de “bancarización”, que empezó a tener aplicación desde enero de 2018) establecen que los bienes raíces que se adquieran a partir de enero de 2018 (tanto por contribuyentes obligados a llevar contabilidad como por contribuyentes no obligados a hacerlo) se deberán pagar totalmente a través de canales financieros, pues de lo contrario su costo de adquisición no será aceptado fiscalmente. 

De acuerdo con lo anterior, y por citar un ejemplo, si un contribuyente obligado a llevar contabilidad adquiere durante 2019 un bien raíz que cancela usando solamente efectivo (es decir, sin usar canales financieros), fiscalmente, al final de 2019, dicho bien raíz quedaría declarado por un valor patrimonial de cero pesos (ver artículo 277 del ET, el cual indica que el valor patrimonial de los bienes raíces para los contribuyentes obligados a llevar contabilidad siempre será el de su costo fiscal, que en este caso sería cero pesos). Esto implicará que su renta presuntiva del año siguiente (aquí 2020) disminuya (hay que recordar que la renta presuntiva solo será calculada por los contribuyentes que se queden en el régimen ordinario, no por quienes se trasladen al nuevo régimen simple; ver artículo 188 del ET). 

Sin embargo, si ese mismo bien raíz lo hubiera adquirido una persona natural no obligada a llevar contabilidad, y si lo hubiera pagado igualmente usando solo efectivo, al final de 2019 el bien raíz debería declararse por el mayor valor entre el “costo fiscal” (que sería cero pesos) y su “avalúo o autoavalúo catastral” (el cual sería un valor positivo mayor a cero; ver artículo 277 del ET). 
Opción de usar el avalúo o autoavalúo catastral del año anterior al de la venta como costo fiscal de venta 

Ahora bien, si el bien raíz del ejemplo se llegase a vender durante 2020, lo que sucedería es lo siguiente: 
“aunque haya quedado declarado al cierre de 2019 por un valor de cero pesos, el punto es que el contribuyente puede utilizar durante 2020 la norma del artículo 72 del ET

a. Si quien lo compró durante 2019 fue un contribuyente obligado a llevar contabilidad, ya se mencionó que al cierre de 2019 su valor patrimonial será de cero pesos. No obstante, y aunque haya quedado declarado al cierre de 2019 por un valor de cero pesos, el punto es que el contribuyente puede utilizar durante 2020 la norma del artículo 72 del ET, en otras palabras, usar como costo de venta el avalúo o autoavalúo catastral del año anterior al de la venta (es decir, el avalúo catastral de 2019), el cual figuraría al menos en su declaración del impuesto predial. 

b. Si quien lo compró durante 2019 fue un contribuyente no obligado a llevar contabilidad, ya se mencionó que al cierre de 2019 su valor patrimonial será igual al avalúo o autoavalúo catastral de 2019. Por tanto, al venderlo durante 2020, este contribuyente también podrá utilizar la norma del artículo 72 del ET, y usar como costo de venta el avalúo o autoavalúo catastral del año anterior al de la venta, el cual figuraría en su declaración de renta de ese año anterior. 

Con base en lo hasta aquí expuesto, se puede concluir que, aunque las normas de los artículos 90 y 771-5 del ET exijan que el costo de compra de los bienes raíces se realice por canales financieros para aceptarlo fiscalmente, ello no implica que el contribuyente que decida comprar sus bienes raíces en efectivo se vaya a quedar sin poder utilizar ningún valor como costo fiscal el día en que decida venderlos, pues mientras esté vigente la norma del artículo 72 del ET sí podrá usar como costo de venta al menos el valor del avalúo o autoavalúo catastral del año anterior al de la venta.


https://actualicese.com/compra-de-bienes-raices-en-efectivo-y-uso-del-avaluo-catastral-como-costo-de-venta/?referer=email&campana=20190807&accion=click&utm_source=act_boletindiario&utm_medium=act_email&utm_campaign=act_boletincontenidos&utm_content=20190807_contable&MD5=415e8678af580f50598f653f78613c8d

Cuándo necesitan las declaraciones de IVA la firma del contador?

Los contribuyentes obligados a llevar contabilidad y que no requieran nombrar revisor fiscal, pero que al cierre de 2018 cuenten con un...